Procedimientos de equivalencias para la evaluación de solicitantes individuales para la membresía API o para su reconocimiento como analistas API del Niño y el Adolescente formados en organizaciones no-API


Introducción

1. Este documento complementa los registros del Código de Procedimientos titulados “Requerimientos para la calificación y admisión a la membresía API”, “Miembros Directos" y "Requerimientos de la API para la Formación en Psicoanálisis de Niños y Adolescentes”.

2. Este documento establece los procedimientos de la API para evaluar a los solicitantes individuales, o a solicitantes individuales en grupos aplicando el estatuto de API, que no fueron entrenados en Organizaciones Constituyentes o Institutos de la API, pero que consideran que su formación es equivalente a los requerimientos de la API, ya sea para psicoanálisis de adultos o del Niño y el  Adolescente.

3. Los procedimientos también se aplican para personas formadas en psicoanálisis del niño y el adolescente en Organizaciones Constituyentes o Institutos API antes de que dichos programas de formación fueran reconocidos formalmente por la API bajo los procedimientos descritos en el registro del Código de Procedimientos titulado "Requerimientos de la API para la Formación en Psicoanálisis de Niños y Adolescentes”.


Principios para el mantenimiento de los requerimientos API

4. El mantenimiento de los requerimientos de la API es un ingrediente esencial para la aceptación de un nuevo miembro de la API o para el reconocimiento de la API como Analista del Niño y el Adolescente. Los requerimientos de la API no se modificarán con el fin de servir a circunstancias específicas. La admisión a la membresía API o el reconocimiento de la API como Analista del Niño y el Adolescente dependen de las pruebas de que se hayan dado en cumplimiento con los requerimientos de la API que se definen en los documentos del Código de Procedimientos que figuran en el párrafo 1 supra.

5. La garantía de los requerimientos de la API beneficia a los solicitantes. Ya sea si se acepta como miembro de la API o si se reconoce como Analista del Niño y el Adolescente, es interés tanto de la API como de los solicitantes que ingresen en la API en igualdad de condiciones con los actuales miembros de la API.


Autoridad para evaluar y aplicar los procedimientos de equivalencias de la API

6. La Junta de Representantes de la API ha delegado autoridad a los Comités de los Nuevos Grupos Internacionales y sus Comités de Visitas de Inspección, Patrocinio, Comités de Facilitación y Enlace y Comités de Evaluación de Miembros Directos para poner en práctica los procedimientos de este documento. Los solicitantes recomendados de esta manera para la Membresía directa de la API están sujetos a aprobación por la Junta de Representantes y de ser aprobados, se convertirán en Miembros directos de la API o, en ciertas circunstancias, se convertirán en miembros de las Sociedades Provisionales y por lo tanto, Miembros de la API. Todos los usos de los Procedimientos de Equivalencia realizados bajo los auspicios del Comité ING deberán ser incluidos en los reportes del Comité de Nuevos Grupos para la Junta de Representantes.

7. Las Organizaciones Constituyentes de la API pueden emplear estándares de equivalencias sin la aprobación de la Junta de Representantes.

8. La Junta de Representantes ha delegado autoridad adicional al Comité del Psicoanálisis del Niño y el Adolescente (COCAP) de la API de nombrar subgrupos del Comité para poner en práctica los procedimientos de este documento que se aplican para el reconocimiento de un Psicoanalista del Niño y el Adolescente de la API. Los solicitantes recomendados de esta manera están sujetos a la aprobación de la Junta de Representantes.


Requerimientos de formación de la API

9. Los requerimientos para el análisis de adultos de la API se encuentran definidos en en el registro del Código de Procedimientos: “Requerimientos para la calificación y admisión a la membresía API”.

10. Los requerimientos para el reconocimiento de la API como Analista del Niño y el Adolescente se encuentran definidos en el registro del Código de Procedimientos: "Requerimientos de la API para la Formación en Psicoanálisis de Niños y Adolescentes”. 

11. Estos dos documentos deben ser utilizados en la implementación de los procedimientos a continuación.


Procedimientos para la evaluación de equivalencia funcional

12. Puede considerarse que el solicitante para la Membresía API o para el reconocimiento de la API como Analista del Niño y el Adolescente ha alcanzado la equivalencia funcional con los requerimientos de la API:

a. cuando la formación recibida es directamente comparable con los requerimientos correspondientes de la API, o

b. cuando la formación recibida se aleja lo suficiente o en bastantes aspectos de los requerimientos correspondientes de la API, pero el solicitante se compromete a más formación y/o puede demostrar habilidades clínicas que cumplen con los requerimientos de la API.

 

Procedimiento A. (Equivalencia formal)

13. Un solicitante puede considerarse que ha recibido el equivalente de la formación en una Organización Constituyente o Instituto de la API y por lo tanto ser elegible para la Membresía API  el IPA Membresía o para el reconocimiento de la API como Analista del Niño y el Adolescente si la formación recibida es directamente comparable con los requerimientos correspondientes definidos en los documentos mencionados en los párrafos 8 y 9 supra.


14. El registro del Código de Procedimientos: “Requerimientos para la calificación y admisión a la membresía API" establece los requerimientos de acuerdo a tres modelos de formación
diferentes. Se deja a criterio de dichos comités autorizados a implementar estos procedimientos de equivalencia determinar cuál de los modelos de formación se debe utilizar para evaluar la equivalencia de los solicitantes particulares. Normalmente debería ser el modelo de formación empleado por las Organizaciones Constituyentes de la API del país en cuestión o de países cercanos, o lo que se hubiese empleado anteriormente en la evaluación para equivalencias de individuos el país en cuestión. Bajo ninguna circunstancia se deben evaluar las solicitudes de equivalencias de individuos del mismo país bajo diferentes modelos de formación, sin que esto sea autorizado por el Presidente del Comité Internacional de Nuevos Grupos.


15. Al evaluar la Equivalencia Formal, los comités delegados a implementar estos procedimientos:
a. determinarán si la organización que dictó la capacitación al solicitante lo hizo en una forma comparable a los requerimientos correspondientes de la API y  
b. revisarán el currículo vitae de cada solicitante con el fin de determinar si se debe requerir a los solicitantes a asistir a entrevistas personales o no.


16. Algunos solicitantes podrán encontrarse con una formación que se acerca a los requerimientos correspondientes de la API, pero que puede ser diferente en alguna manera. En tales circunstancias, los Comités delegados a implementar estos procedimientos podrán decidir:
a. que las discrepancias son mínimas y no son un impedimento para la recomendación de la Membresía API o para su reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente, o
b. qué otras condiciones deben ser cumplidas por el solicitante, las cuales podrían incluir re-capacitación o formación adicional, seguidos de reevaluación bajo estos procedimientos de equivalencia, o
c. la formación del solicitante se aleja lo suficiente o en tantos aspectos de los criterios del Procedimiento A que no existe Equivalencia Formal y la aplicación deberá ser aplazada para consideración bajo el Procedimiento B.


17. Cuando los Comités delegados a implementar estos procedimientos determinan que otras condiciones deben ser cumplidas por el solicitante, éstas deberán especificarse por escrito y explicadas al solicitante.


18. El cumplimiento de los requerimientos correspondientes de la API no significa una Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente de forma instantánea. Los Comités delegados a implementar estos procedimientos, sin embargo, deberán además satisfacerse a sí mismos de que no existen razones éticas, jurídicas o de otro tipo pendientes para excluir a un solicitante que cumpla con los requisitos formales para el Procedimiento A de la Membresía API o para reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente. Tal razón deberá ser especificada por el Comité correspondiente.


19. Las recomendaciones para la Membresía directa API siguientes a la implementación del Procedimiento A por parte de los Comités delegados para implementar estos procedimientos deberán ser formalmente revisadas por el Comité de Nuevos Grupos para asegurar que los procedimientos han cumplido los requisitos y se remitirán a la Junta de Representantes con una recomendación.


20. Las recomendaciones para reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente siguientes a la implementación del Procedimiento A por parte de los sub grupos designados por el Comité del Psicoanálisis del Niño y el Adolescente (COCAP) de la API deberán ser formalmente revisadas por todo el Comité para asegurar que los procedimientos han cumplido los requisitos y se remitirán a la Junta de Representantes con una recomendación.


Procedimiento B  (Equivalencia Evaluada)

21. El Procedimiento B se puede aplicar a los solicitantes cuando su formación se aparta lo suficiente o en algunos aspectos de los criterios del Procedimiento A que no hay Equivalencia Formal.  Dichos solicitantes sólo podrán calificar para la Membresía IPA o para reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente:
a. llevando a cabo una nueva formación o perfeccionamiento profesional para alcanzar los requerimientos de la API, y/o
b. demostrando habilidades clínicas que cumplen con los requerimientos de la API. 


22. Al evaluar la Equivalencia Evaluada, los comités delegados a implementar estos procedimientos deberán:
a. analizar las diferencias identificadas en el Procedimiento A en la formación recibida por el solicitante con el fin de identificar posibles deficiencias en el trabajo clínico real llevado a cabo por el solicitante, y

b. revisar el currículo vitae de todos los solicitantes Procedimiento B antes de entrevistar a dichos solicitantes.


23. Luego de las entrevistas iniciales con los solicitantes al Procedimiento B, los comités delegados a implementar estos procedimientos deberán::
a. especificar la re-capacitación o formación adicional necesarias para alcanzar los requerimientos de la API antes que el solicitante pueda ser reevaluado para la Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente, o
b. llevar a cabo tantas nuevas entrevistas como sean necesarias para establecer la competencia clínica por medio de la presentación y discusión de uno o más casos actuales.


24. Cuando los comités delegados de aplicar estos procedimientos determinan la re-capacitación o formación adicional que deben ser realizadas por el solicitante, éstos se deben especificar por escrito y ser explicados al solicitante.


25. Al evaluar la competencia clínica, el Comité delegado de aplicar estos procedimientos proporcionará un informe escrito el cual discuta la capacidad clínica demostrada por el solicitante para conducir un análisis, que deberá incluir, pero no se limita a, la evidencia de la capacidad:
a. para fomentar y sostener un proceso analítico a través del tiempo y demostrar una comprensión de la actividad inconsciente, mecanismos y motivaciones;
b. para comprender y utilizar la transferencia;
c. para utilizar observaciones de contra-transferencia para hacer formulaciones e interpretaciones para guiar las intervenciones;
d. para discernir los afectos y los temas latentes inconscientes a partir del material de las sesiones;
e. para monitorear el progreso y callejones sin salida en particular para ser capaz de reconocer y seguir aspectos de desarrollo al trabajar con los pacientes;
f. para aplicar los principios listados en el registro de Principios Éticos en el Código de Procedimientos de la API, bajo los principios 2B ‘‘Para Psicoanalistas y Candidatos’’


26. Tras las nuevas entrevistas para establecer la competencia clínica sobre la base de los elementos anteriores, los Comités delegados para implementar estos procedimientos podrán determinar:
a. un solicitante es elegible para la Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente, o
b. será necesaria re-capacitación o formación adicional para cumplir los requisitos API antes de reevaluar a el solicitante, o
c. el solicitante no es elegible para la Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente.


27. Si el resultado es que el solicitante no es elegible para la Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente, el Comité correspondiente deberá ofrecer al solicitante la oportunidad de discutir los hallazgos. El solicitante deberá ser informado del derecho a poder volver a aplicar después de dos años desde la fecha del dictamen del Comité.


28. El cumplimiento de los requerimientos correspondientes de la API no significa una Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente de forma instantánea. Los Comités delegados a implementar estos procedimientos, sin embargo, deberán además satisfacerse a sí mismos de que no existen razones éticas, jurídicas o de otro tipo pendientes para excluir a un solicitante que cumpla con los requisitos formales para el Procedimiento B de la Membresía API o para reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente. Tal razón deberá ser especificada por el Comité correspondiente.


29. En todos los casos las evaluaciones bajo el Procedimiento B estarán sujetas a un examen adicional después de la recomendación de los Comités delegados a implementar estos procedimientos. 


30. Las recomendaciones para la Membresía directa API siguientes a la implementación del Procedimiento A por parte de los Comités delegados para implementar estos procedimientos deberán ser formalmente revisadas por el Comité de Nuevos Grupos para asegurar que los procedimientos han cumplido los requisitos y se remitirán al Comité Ejecutivo con una recomendación. 


31. Las recomendaciones para reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente siguientes a la implementación del Procedimiento B por parte de los sub grupos designados por el Comité del Psicoanálisis del Niño y el Adolescente (COCAP) de la API deberán ser formalmente revisadas por todo el Comité para asegurar que los procedimientos han cumplido los requisitos y se remitirán al Comité Ejecutivo con una recomendación.


32. El Comité Ejecutivo examinará todas las recomendaciones y:
a. las referirá de regreso a los Comités de los Nuevos Grupos Internacionales o al Comité del Psicoanálisis del Niño y el Adolescente (COCAP) de la API cuando no estén satisfechos por cualquier razón, o
b. presentarlas a la Junta de Representantes para su aprobación.


33. Todas las recomendaciones enviadas a la Junta de Representantes para la Membresía API o para el reconocimiento de la API como analista del Niño y el Adolescente, evaluadas según el Procedimiento B deberán declarar que:
a. el solicitante fue evaluado bajo el Procedimiento B de estos procedimientos de equivalencia y
b. la recomendación ha sido examinada por los Comités de los Nuevos Grupos Internacionales o por el Comité del Psicoanálisis del Niño y el Adolescente (COCAP) de la API para confirmar que los procedimientos han cumplido con los requisitos.

 

Registro de Cambios

Aprobado por el Consejo Ejecutivo, Santiago, Julio de 1999.

Documento revisado en su totalidad, procedimientos de la API sobre el Niño y el Adolescente añadidos y aprobados, en principio, por la Junta de Representantes en Enero de 2007, con aprobación final en Marzo de 2007.

Adición de que las Organizaciones Constituyentes no podrán emplear los Procedimientos de Equivalencia sin la previa aprobación de la Junta de Representantes, aprobada en Julio de 2009.

Enmienda al párrafo 7 para permitir a las Organizaciones Constituyentes a emplear estándares de equivalencia sin la aprobación de la Junta de Representantes, aprobada en Julio de 2015.

 

*Este registro de cambios es sólo para información general y no forma parte del Código de Procedimientos. Si hay algún conflicto entre una declaración en el Código de Procedimientos y una declaración en este registro de cambios, este mismo será ignorado.